una ficción del cine independiente de los suburbios del sur

VL: Saber que vienes de una familia de clase trabajadora del sur del Gran Buenos Aires y estudiaste y enseñaste en el IDAC, ¿cómo afecta eso a la realización de cosas donde ya no estaban?

VP: Si no hubiera existido una escuela como IDAC, no hubiera podido estudiar cine por mi formación. Sí, pues a mi casa nunca le ha faltado de nada, mi viejo ha trabajado mucho. Mi viejo y mi abuela me criaron y apenas terminé la escuela tuve que ir a trabajar y hacer cosas y una carrera cinematográfica toma mucho tiempo y materiales, entonces si no fuera por la educación pública y el IDAC en en particular, me habría hecho muy difícil estudiar cine. He vivido toda mi vida en Sarandí y la escuela estaba cerca de casa, es una escuela nocturna y en ese momento también estaba estudiando otra carrera y trabajando, entonces me dio la oportunidad de estudiar en la noche Algo para aprender Es totalmente inconsistente con las demás escuelas de cine porque si quieres estudiar en la UBA o la UNA -aunque ahora hay un poco más de opciones- cuando yo estudiaba hace diez años había muy poca disponibilidad de horas y encima además, una educación que era pública pues requerías una disponibilidad horaria incompatible con el trabajo u otras cosas, porque tomabas una materia en la tarde y otra en la noche, etc. Incluso la escuela del INCAA, la ENERC, tiene una lógica bastante expulsiva para las Personas que trabajan y en ese sentido que el IDAC permita un curso nocturno es más amigable, de lo contrario no hubiera podido estudiar cine.

VL: Cosas donde estaban ya no cuenta una historia de deseo y amor, se podría decir, sino que también toca temas sociales que atraviesan las historias de vida. ¿Qué hay detrás de tu película para ti como director?

Facebook: Cuando empezamos a hacer la película, mi intención era que fuera un fiel reflejo de lo que le pasó a mi generación y que se relacionara con nuestra idea de cómo era crecer a partir de la historia de tus padres para ver la vida y cómo era. se convirtió en algo diferente para la gente de mi generación; ¿En qué se diferencia la vida a los 30 o 40 años de la vida de los adultos con los que crecí? quienes eran mis adultos de referencia. A partir de la historia de vida de los personajes, tratamos de contar lo que tiene que ver con la estabilidad laboral, la familia, los lazos y su ruptura.
Lo que más destaca de la película, no sé si es la película en sí, porque como obra, alguien va y la ve y le gusta o no, pero me parece que tiene que ver con la forma y el diseño de producción, que demuestra que la independencia absoluta es posible con los mínimos recursos, que las historias se pueden contar y estas películas se pueden publicar y eso lo hemos hecho en un grupo de amigos que han pensado mucho en la película y en cómo filmar ajústalo Recursos para que pueda ser escuchado, visto y contado de la mejor manera posible. Entonces creo que ahí hay capital humano y de trabajo, que es lo que más me interesa, porque está esa idea de que es imposible hacer cine, y especialmente hacer largometrajes, sin mucho dinero o apoyo o sin sectores específicos por venir. , y me parece que la película lo demuestra e incluso me lo demuestra a mí -porque yo sospechaba un poco de eso- de lo contrario no hubiéramos hecho todo lo que hemos hecho. Hay diseños de producción alternativos que se pueden usar para contar historias, pero al mismo tiempo siempre es incierto si vamos a llegar allí o cómo vamos a llegar allí.

VL: ¿Cómo es para ti estrenar la película en estos meses críticos en los que el cine independiente ha estado luchando por defenderse?

Facebook: Complejo, porque si bien los fondos culturales específicos están en peligro, esta película se hizo de esa manera, porque para mí como director de cine es prácticamente imposible acceder a estos fondos, entonces en este punto algo de contradicción, porque por supuesto estoy de acuerdo en que estos los fondos deben mantenerse y continuarse, pero el debate debe ampliarse para discutir quién puede acceder a estos fondos, cómo se accede a ellos y qué puerta de enlace. Me parece que lo que está pasando con la película es un fenómeno un tanto extraño, porque hay que considerar que es una propuesta que puede resultar atractiva o interesante para que un público la vea en un cine y al mismo tiempo quisiera quería financiar esta película, pero dado que el flujo de ingresos está diseñado para la financiación oficial, fue extremadamente desagradable. Entonces me parece que de aquí también vengo yo, como hablábamos antes; por IDAC. Estamos de acuerdo en que eso hay que mantenerlo, que el Estado debe apoyar el cine, que también es una industria virtuosa que genera trabajo y que el trabajo se genera con el dinero de los cinéfilos, sale de la industria misma, pero al mismo tiempo Tiempo que tenemos para discutir cómo se reparte este dinero en la comunidad cinematográfica y que no es justo según de dónde vengas. Tienes que pensar en eso.
Por ejemplo, en la última movilización, el grupo de cineastas se había tomado una foto diciendo que se desfinanciaría la educación cinematográfica pública y la imagen aludía a ENERC y sí, por supuesto, está mal que se desfinanciará, pero no podemos decir que solo ENERC. es educación cinematográfica pública, y en ese sentido hay una miopía muy grande. No creo que esto sea intencional, creo que muchas veces cuando hablamos de privilegio surge porque muchas veces hay un sector que no se da cuenta de que lo tiene. Me parece que todo esto es cuando me doy cuenta de que la perspectiva tiene que ser mucho más amplia y que si de verdad queremos que se cuenten más historias, federal e inclusivamente con perspectiva de género, necesariamente tiene que tener una perspectiva transversal y también significa que los que hacemos cine, los que nos preocupamos de que las películas se vean y se estrenen, participemos en la formación de un público. Hay largometrajes más grandes que el mío que piensan que con un estreno es suficiente, por eso tenemos que tomar una posición de exigencia y quedarnos ahí para apoyar al cine.

Sinopsis: Dos parejas adolescentes de treinta y tantos años se reencuentran después de muchos años. Debido a una serie de eventos aleatorios, pasan la noche juntos recorriendo la ciudad e intentando reflexionar sobre quiénes fueron y quiénes son hoy.

Las cosas donde no estaban se pueden ver en:

Espacio INCAA Paramount Cinema, Caseros
viernes 24 junio 19:00
Domingo 26 junio 19:00
martes 28 junio 19:00

Cine Espacial INCAA Teatro Helios, El Palomar
Jueves 23 de junio a las 18:30
Martes 28 de junio a las 18:30
Miércoles 29 de junio 18:30 h

Cine Espacio INCAA Teatro Municipal, Quilmes
Lunes 27 de junio a las 20:00 h
Miércoles 29 de junio a las 20:00 h

Espacio INCAA Cine Arteon, Rosario
jueves 23 junio 19:00
Martes, 28 de junio, 17:00 h.

INCAA Espacio Cine Teatro Italia, Lobos
Jueves 23 de junio a las 17:00 h
Domingo 26 de junio 21:30 h

Entre el 30 de junio y el 6 de julio se gestionarán provisionalmente las siguientes salas y horarios:

Espacio INCAA Eco Select, La Plata
Jueves 30 de junio a las 18:30
Viernes 1 de julio a las 18:30 h
Domingo 3 de julio 18:30 h
Lunes 4 de julio 18:30 h
Martes 5 de julio a las 18:30
Miércoles 6 de julio 18:30 h

Espacio INCAA Centro Cultural Florencio Constantino, Bragado
jueves 30 junio 21:00
Viernes 1 de julio a las 21:00 h
Sábado 2 de julio a las 21:00 h
domingo 3 julio 21:00
Lunes 4 julio 21:00

Cine Espacio INCAA Teatro Rivadavia, Unquillo
Jueves 30 de junio a las 19 h
Domingo 3 de julio 19.00

Teatro Espacio del Pueblo INCAA, La Paz
Viernes 1 de julio a las 18:00 h
Sábado 2 de julio a las 18:00 h

INCAA Espacio Auditorio Bustriazo Ortíz, Santa Rosa
Jueves 30 de junio a las 20:00 h
domingo 3 julio 20:00
Miércoles 6 de julio a las 20:00 h

See also  Undertaker protagoniza una película interactiva en Netflix

Leave a Comment