Secuestros y ataques cibernéticos aumentan en Estados Unidos

Primer cambio:

Según el Cyber ​​​​Threat Report 2022 de la empresa estadounidense SonicWall, solo en 2021 se registraron 623 millones de ataques en todo el mundo, casi veinte intentos por segundo. Estados Unidos es el país más afectado de América, seguido de Brasil, Colombia y México.

América Latina sigue siendo víctima de ciberataques conocidos como “ransomware” o secuestro de datos. Precisamente lo que hacen los delincuentes en esta modalidad es secuestrar información de un usuario, ya sea un individuo, una empresa o incluso un gobierno, y luego exigir un rescate.

Belisario Contreras, experto en ciberseguridad y transformación digital, explicó que el “ransomware” es un fenómeno en América Latina que existe desde hace una década. Desde 2015, hemos visto que muchas empresas especializadas en ciberseguridad informan que países como Brasil, Colombia, Perú y Costa Rica han visto un aumento anual en los incidentes de “ransomware” de entre 150 % y 200 %.

“Es un fenómeno, es una realidad que están enfrentando los gobiernos, las empresas y las personas y es importante tomar acción, cambiar nuestra mentalidad y tomar diversas acciones en términos de inversión en recursos humanos, tecnología e inversión financiera, que nos permitan enfrentar estos problemas. ”, agregó Contreras.

El “ransomware” utiliza un programa malicioso que impide que los usuarios accedan a sus sistemas o archivos hasta que paguen una cierta cantidad de dinero. Según plataformas especializadas, se estima que los delincuentes robaron alrededor de $120 millones con este tipo de delitos.

Según el Cyber ​​​​Threat Report 2022 de la empresa estadounidense SonicWall, solo en 2021 se registraron 623 millones de ataques en todo el mundo, casi veinte intentos por segundo. Estados Unidos es el país más afectado de América, seguido de Brasil, Colombia y México.

See also  MESCYT premia a estudiantes del programa Apolo 27

“Brasil fue el país de América Latina que brindó la mayor cantidad de servicios expuestos directamente a Internet y esos servicios no estaban configurados correctamente. Esto es efectivamente una invitación para que los delincuentes se infiltren en el entorno a través de los servidores provistos y lleven a cabo un ataque de rescate”, dijo Daniel Barbosa, especialista en seguridad de la información.

El último país en sufrir un ataque a gran escala de este tipo fue Costa Rica, donde el 16 de mayo el grupo ruso Conti afectó a una treintena de organismos gubernamentales. Previamente, la misma organización había afectado al Ministerio del Interior de Perú y expuesto vigilancia a funcionarios.

Los expertos afirman que América Latina es una región potencialmente rentable y donde la ciberseguridad no está muy desarrollada, por lo que reclaman una mayor inversión en personal y sistemas que garanticen una mayor seguridad.

Leave a Comment