Luis Núñez en la Universidad del Deporte | Quería ser como Iván Zamorano y ahora enfrenta una condena de 12 años por asesinato | RMMDDTCC | DEPORTE TOTAL

“Yo no disparé. Eso no puede ser”, fueron las primeras palabras de Luis Núñez tras conocer el informe pericial que lo declara culpable de homicidio. En una audiencia virtual, el ex futbolista escuchó cómo ve su futuro. El último veredicto cae el 15 de agosto.

VER: Juan Reynoso calificó de “buenas perspectivas” a los jugadores de Melgar y no descartó cambiar de sede para la eliminatoria

Luis Núñez mantiene su inocencia y tienen que apagar el micrófono para que no interrumpa al público. “Ponte los pantalones, cobarde con…”, culpa, según el portal “La Tercera” de Chile, a quien cree que es el verdadero culpable.

En 2018 fue asesinado Juan Abraham Pinto, por lo que la fiscalía pide 12 años de prisión para Luis Núñez y otros 2 por lesiones graves. “Si no tiro, cómo se supone que me van a dar 15 años”, se queja el anterior.

“Tuvieron una discusión en la casa sobre faldas. Estábamos afuera cuando escuchamos la discusión. Entramos en la casa y había una fuerte tendencia alcista. En ese momento, la discusión se convirtió en un tiroteo., dijo Núñez al diario chileno La Tercera el 7 de marzo del año pasado desde prisión. “Sentí un tiro y salí corriendo. Imposible seguir viendo quién disparó. Logré salir de la casa para que no me alcanzaran los disparos”, agregó en la misma entrevista.

Su situación empeoró en 2020 cuando huyó del país y fue detenido en febrero del mismo año tras 14 meses prófugo en Bolivia (Cochabamba).

MIRA | Juan Reynoso regresa a la selección de Perú: cómo salió la bicolor hace 22 años y cómo la encuentra ahora

Hoy, a la espera de la decisión final, Luis Núñez vive días amargos, muy diferentes a cuando vestía las camisetas de la U Católica, Palestino y la propia Universidad del Perú. “Está desesperado, destrozado, deshecho”, dice su abogado Juan Hernández al mismo medio.

See also  Asier Martínez: “Orlando Ortega no es un referente para mí. No he tratado a ningún otro europeo".

***

Historia publicada en septiembre de 2021

A Luis Núñez todos lo recuerdan como una persona tranquila durante su infancia. Fanático de la ‘U’ Católica, también apoyó a Juventud Norambuena, habiendo crecido prácticamente cerca de su sede en La Legua. Su sueño era convertirse en futbolista profesional, quería seguir los pasos de Iván Zamorano.

“Era delgado pero muy talentoso; Cachañero, esa era su principal cualidad. Con el tiempo lo convertimos en un volante creativo”.Así lo recordó en declaraciones a la prensa chilena Óscar Meneses, quien fuera jefe de los departamentos inferiores de la Universidad Católica en 1990. “En los entrenamientos siempre mostró condiciones. Incluso lo subimos de grado para que pudiera jugar en el mío. Siempre estuvo en el grupo de jugadores de proyección.agregó Fernando Díaz, quien también formó parte del comando técnico.

Llegó a Perú en 2007 y tuvo una corta estadía en Perú. Universidad de los Deportes. Ya entonces era consciente de sus problemas con el poder judicial de su país. En 2003, fue acusado de prestar el apartamento a Los Ciprianos, una banda de narcotraficantes dedicada a la venta de drogas. La denuncia decía que su casa era un posible almacén.

“Estuvo poco tiempo, pero tenía una conexión especial con la afición. Era bueno técnicamente, pero también marcaba. Recuerdo un gol que marcó en la última jornada del Clausura 2007 cuando se acercó a la grada norte e hizo un gesto de disculpa por no haber ganado el título”.dice Kenyai Peña, un periodista que conoce la historia de la ‘U’ como pocos.

Luego de su breve paso por el Ate, “Gordo Núñez” -como lo llamó Mayer Candelo- regresó a su país para jugar en la “U” Católica, Palestino y Ñublense. De este último club se fue por problemas con el técnico Jorge Aravena. En 2010 se volvió a abrir la puerta al fútbol extranjero. La ‘U’ católica de Ecuador lo contrató, pero duró poco. Regresó a Chile al año siguiente para jugar en O’Higgins, Huachipato y Deportes Concepción hasta retirarse en 2012 tras ser detenido por policías investigadores por vinculación a una banda dedicada al robo de cajeros automáticos con prescripción médica.

See also  Agricultura sostenible: ¿cómo lograrla? | Noticias de ciencia y tecnología (Amazings® / NCYT®)

“Siento que cuando perdió a su madre, fue cuesta abajo para él. Ha bajado mucho. Creo que eso fue un antes y un después en su vida”.. Claudio Toro, un periodista que fue manejado por Núñez cuando estaba en la baja de Norambuena y se crió en el mismo barrio que el jugador chileno, donde la venta de marihuana y la delincuencia se normalizaban en su esplendor, relató que esto puede haber torcido la vida de el exdelantero.

En 2014 fue acusado de financiar un negocio el tráfico de drogas con vínculos con La Legua y Bolivia, pero el punto de inflexión en su historia llegó en 2018 cuando en la calle Francisco Zárate de La Legua se produjeron ocho disparos, tras los cuales fue imputado por homicidio consumado, dos homicidios frustrados y un delito grave con lesiones leves. . Él huyó.

Lo ocurrido ese día fue un tiro en la pierna a Mario Albornoz, quien fue a una tienda a hacer compras con Juan Pinto, quien recibió un disparo en la nuca (“Herida craneal de bala, sin salida de proyectil”, según el reporte policial). . Ambos formaban parte del barrio rival y se cree que los disparos los hizo su compañero, apodado “Guatón” Andrés Vergara. Una mujer que gritó en el acto también recibió un disparo en la mano. Desde entonces, Núñez Lo perseguían en cada esquina.

Hoy su historia dista mucho de su paso por los campos de fútbol. En los próximos días se definirá su futuro y se ve muy complicado.

***

Leave a Comment