La batalla final contra los Boixos Nois: sacarlos del estadio | Deportes

Los Mossos d’Esquadra han exportado las técnicas que utilizaban para combatir a los reincidentes en el metro de Barcelona a los Boixos Nois, hinchas radicales del Barça. En cuanto son detenidos por un acto de violencia, presentan un informe al juez y a la fiscalía en el que describen el pasado de los acusados, su vinculación con el grupo radical y su disposición en la zona del Camp Nou, donde tienen prohibido entrar. . su particular campo de batalla. Así como en su momento obtuvieron medidas cautelares del Metro de Barcelona, ​​ahora un juez ha dictado la medida para cuatro personas Boixós acusado de agredir a un aficionado del Eintracht Frankfurt el 14 de abril. No debes acercarte a menos de 1.000 metros del estadio.

“Han hecho de la zona del Camp Nou su feudo, su territorio tribal. Y es difícil de controlar”, lamentan fuentes policiales especializadas en la lucha contra los radicales en el deporte. Confían en que la nueva medida reduzca los incidentes que aterrorizan a los barcelonistas y vecinos. “Organizan grupos de patrulla alrededor de los puntos de acceso al transporte público para encontrar competidores. Territorializan el entorno del terreno de juego de tal forma que los vecinos intentan no salir de sus casas dos horas antes del partido”, se quejan. Ahora, si alguno de los cuatro sospechosos con órdenes de alejamiento se acerca a 1.000 metros del Camp Nou, los Mossos lo arrestarán inmediatamente por violar una orden judicial.

La medida pionera en el fútbol se aplica a cuatro de los seis detenidos en el incidente del 14 de abril, en el que se lanzaron fuegos artificiales contra coches de policía además de ataques a hinchas del Eintracht. Los seis detenidos suman más de 100 detenciones por parte de la policía. El que más acumula 28, seguido de 27 en el segundo y 24 en el tercero, según fuentes policiales. Los Mossos detuvieron este lunes al sexto sospechoso en espera de juicio en El Vendrell.

See also  Alerta de pasividad en la lucha por el Campeonato Mundial

El Boixos Nois finalizó la temporada pasada con una serie de incidentes cerca del Camp Nou -donde se han producido la mayor parte de las peleas y enfrentamientos desde que se prohibió el acceso al estadio- que dejaron a los Mossos d’Esquadra temiendo lo peor a las puertas de la reanudación del fútbol operaciones. Empezó el 23 de noviembre cuando varios aficionados del Benfica atacaron el bar El Sabroso, uno de los lugares de reunión del grupo radical azulgrana, aterrorizando a los vecinos. Boixos Nois se vengó el 28 de noviembre atacando a un tradicional bar de aficionados del Espanyol, Los Cazadores, por acusar a uno de ellos de participar en el ataque al suyo junto a aficionados del Benfica.

Lanzas caseras confiscadas en Boixos Nois el 10 de marzo.
Lanzas caseras confiscadas en Boixos Nois el 10 de marzo.

El 10 de marzo se les volvió a ver en un insólito ataque a las fuerzas policiales. varios hooligans Hicieron pirotecnia en las puertas del Camp Nou, dirigidas a las furgonetas de Brimo, los antidisturbios de los Mossos. El metraje, explican fuentes policiales, estaba destinado a los aficionados del Galatasaray pero, al verse impedido de reunirse con ellos, se lo arrojaron a la policía. Además, escondidos en unos arbustos de unos jardines de la zona, los Jardines Bacardí, la Guardia Urbana encontró unos arpones caseros elaborados con palos de madera y cuchillos y atados en la punta. Según fuentes policiales, la intención era usarlos también contra el equipo contrario. La UEFA multó al Barça con 10.000 euros por estos hechos porque ocurrieron cerca del Camp Nou.

El último de los episodios tuvo lugar el 14 de abril ante la afición del Eintracht. Uno de ellos requirió diferentes puntos de sutura. También hubo repetidos enfrentamientos con la policía. En este caso, los Mossos lograron contactar con la víctima en Alemania, quien finalmente explicó lo sucedido, facilitando las detenciones.

See also  ProCiencia y Embajada de Francia invitan a investigadores de instituciones peruanas a participar | noticias

Los Boixos disfruta de un resurgimiento desde antes de la pandemia. Sin público en el fútbol durante el confinamiento protagonizaron enfrentamientos contra el cierre del ocio nocturno en el centro de Barcelona en una manifestación el 30 de octubre de 2020. “Iban de la mano, derribaban vallas contra el Brimo y atacaban directamente a las unidades policiales”, explican fuentes de los Mossos. La policía catalana identificó a 17 participantes en el ataque que afirman que formaban parte de Boixos.

El 2 de noviembre, la Policía Nacional detuvo a 14 personas acusadas de formar parte del grupo e involucrarse en el tráfico de drogas e incitar a la prostitución. Los Mossos también investigan algunos incidentes, como el atentado a un local en Vilanova y la Geltrú. La rama más violenta de Los Boixos, Los Casuals, recoge condenas judiciales por extorsión, agresión a otros narcotraficantes y tráfico de estupefacientes, entre otras cosas. Una nueva rama de esta facción ha estado especialmente activa en los últimos meses, según fuentes policiales.

Sigue EL PAÍS Catalunya en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

Leave a Comment