En beneficio de las personas con discapacidad – Últimas noticias de Guatemala

José Luis Molins Muguetá

Cátedra de Patrimonio Cultural y Arte de Navarra

Del análisis de planos y textos se deduce que la construcción del primer ayuntamiento se concibió en dos bloques arquitectónicos en fases sucesivas. El primer bloque, eminentemente institucional y representativo, ocupaba más del doble de la superficie del otro.

Además, se levantó tres alturas sobre el sótano, correspondientes a las plantas bajas; primero, principal o noble; y en segundo lugar. El bloque adyacente, que albergaba mercados, botigas (tiendas) y funciones exclusivas de servicio cívico, tenía solo dos pisos.

El edificio institucional, visto desde el Cerro Santo Domingo, tenía una puerta secundaria en arco de medio punto que permitía el acceso público por ese lado. Descendiendo a la Plaza de Abajo y dominando la escalinata de Portalapea, se abría bajo un arco rebajado un espacioso portal que servía para el abastecimiento de botigas y almudí, acceso al Peso de la Harina y libre tránsito ciudadano hasta la frontera de Belena. .

En el interior, la planta baja del primer bloque continuaba su disposición horizontal sobre la bóveda del pasaje señalado y se convertía allí en el segundo nivel del bloque de servicios.

En 1755 la situación estructural permitió el inicio de la fachada principal.

La leyenda explicativa del plano ilustrado ofrece un dato interesante: a la habitación que hay en el primer edificio se le llama antiguo Almudí y se le añade Almudí para construir la zona que le continúa en el anexo, por lo tanto posterior en el tiempo en consecuencia segundo piso. A mediados del siglo XVIII, el interior de la planta primera o principal, de sur a norte (desde la Plaza de la Fruta hacia el Convento de los Dominicos), albergaba las dependencias del Secretariado, frente a un cómodo salón, equipado con cocinillas o chimenea que servía de sala de reuniones de la corporación durante el invierno.

See also  Cómo funciona Sweatcoin: la aplicación que paga por caminar | tecnología

La continuación del recorrido fue la sala de audiencias, donde el alcalde presidía los expedientes judiciales de su jurisdicción; Enfrente, longitudinalmente y con ventanas retranqueadas hacia la bajada a la Plaza de Abajo, el actual Santiago, la armería compartía las funciones de corredor y armería.

Más atrás, ya en ángulo recto con el eje de la planta, estaba la antecámara, que esperaba tanto las audiencias como el briefing de los regidores antes de entrar en el consistorio para celebrar la sesión. de donde deriva el nombre Sala de la Consulta, por esta sala paralela a la antecámara, que tenía una pequeña capilla en la parte superior, para ceremonias religiosas
registros

Segunda época (1753-1951): Mientras el regimiento tomaba diversas decisiones, preferentemente económicas, para financiar la consolidación del ayuntamiento de acuerdo con su acuerdo de diciembre de 1751, el edificio presentaba un rápido deterioro de sus problemas tectónicos -estructurales, por lo que que los regidores decidieron en mayo de 1753 demolerlo con urgencia y construir una nueva sede en el mismo lugar. Para julio siguiente, ya tenían un proyecto y un presupuesto global del gremio.

Los trazos, incluido el diseño de la fachada, fueron idea del maestro de obras Juan Miguel de Goyeneta; y de acuerdo con ellos se puso en marcha la fábrica. Hacia 1755, la situación constructiva permitió iniciar la fachada principal, momento en que la duda y el deseo de apadrinar una concha de mayor belleza que la ya atestiguada con Goyeneta asaltaron a los regidores. Tenían la solución al alcance de la mano, pues en agosto de 1753 había visitado Pamplona don José de Zailorda (1688-1779), sacerdote bilbaíno de ascendencia navarra, persona de reconocida habilidad y gusto en el diseño de magníficos edificios.

See also  Los tres puntos en los que ha avanzado la nueva ley de la ciencia gracias al voto conjunto de PP y Unidas Podemos

La secuela sigue…

Universidad de Navarra

Leave a Comment