El equipo OASIS del IES Jos Lus Sampedro de Tres Cantos llega al Brazilian International Open de la First Lego League

La FLL es un programa educativo internacional organizado por la organización sin fines de lucro FIRST (For Inspiration and Recognition of Science and Technology) y Lego Group, con la misión de estimular el interés por el aprendizaje entre los jóvenes de 4 a 16 años. El objetivo principal de la FLL es que los participantes comprendan los conceptos básicos de STEM (acrónimo de las siglas en inglés de Science, Technology, Engineering and Mathematics – ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y apliquen sus habilidades durante el desarrollo de hábitos de estudio, confianza en uno mismo y capacidad para trabajar en equipo.

El desafío de la edición 2021/2022, denominada Cargo Connect, fue identificar un problema relacionado con el transporte de mercancías y encontrar una solución. Participaron 2.200 equipos con un total de 17.500 alumnos de 32 ciudades. La competencia de ciencia y tecnología dio la bienvenida a estudiantes de todas las edades en tres niveles de participación: Discover (nivel infantil, edades 4-6), Explore (nivel junior, edades 6-9) y Challenge (nivel senior, edades 6-9). 10 a 16 años).

En la fase nacional, el equipo OASIS del IES Jos Lus Sampedro de Tres Cantos consiguió el tercer premio del reto y con ello el pasaporte al FLL International Open de Brasil. Oasis, formado por 9 alumnos de entre 13 y 15 años, ha presentado su proyecto sobre un sistema de iluminación sostenible para la señalización vial, que tiene como objetivo reducir los accidentes y las muertes por falta de iluminación en las carreteras. Esta iniciativa consiste en implantar microgeneradores piezoeléctricos bajo el asfalto, superando las limitaciones de los paneles solares, alimentando rótulos luminosos y captoluces, e iluminando el interior de los túneles. Este año se han instalado 2,3 millones de rótulos luminosos, el 75% de los cuales tienen fuentes de luz antiguas y/o ineficientes, con un consumo anual de más de 196 millones de euros que podrían invertirse en España en infraestructuras como la que propone el equipo de Oasis. La viabilidad del sistema propuesto por el equipo de Oasis será probada por CEDEX, a la espera de una respuesta del Ministerio de Movilidad, Transportes y Urbanismo sobre la posibilidad de realizar una instalación piloto. En la segunda fase nacional de la FLL ganó el tercer premio y fue uno de los 4 equipos españoles nominados entre los proyectos de innovación presentados a nivel mundial como representantes del Global Innovation Award, que tendrá lugar del 20 al 22 de junio.

See also  Lanzamiento de APTENISA lanza cuatro empresas emprendedoras | Economía de Mallorca

Persistente en su compromiso con el talento joven, GMV apoya anualmente iniciativas para interesar a los estudiantes en los campos tecnológicos. La relación entre GMV y la First Lego League se remonta a 2008. Desde entonces, GMV ha estado estrechamente vinculada al programa, ya sea como colaborador de la competición nacional, como patrocinador o apoyando a los equipos que compitieron en la competición. diferentes ediciones del concurso.

Como parte del apoyo del equipo y con el objetivo de fomentar las carreras científicas y tecnológicas entre los jóvenes, el equipo visitará la sede de GMV en Tres Cantos el próximo 22 de junio para llevar a cabo una acción de mentoring. Varios empleados de la compañía compartirán sus experiencias profesionales con el equipo de Oasis y les mostrarán los diferentes proyectos y actividades en los que participan. Una acción motivadora e inspiradora para los alumnos que tendrán la oportunidad de aplicar de forma práctica los conocimientos de ingeniería al ámbito profesional.

El objetivo con el que se construyen las carreteras hoy en día es la conducción segura de los vehículos, con el trasfondo de la mejora en la eficiencia energética o el uso de energías “limpias”. Después de investigar las causas de los diversos accidentes de tráfico en las carreteras, el equipo descubrió que un problema muy común y a veces olvidado es el mal estado del pavimento y la mala o nula iluminación de las calles, especialmente en las carreteras secundarias donde se producen la mayoría de los accidentes de tráfico. No olvidemos que los últimos datos de la DGT sobre este tema, correspondientes a 2019, ponen sobre la mesa que el 40% de los fallecidos en la carretera (700 víctimas) sufrieron un accidente durante la noche. El índice de letalidad de estas colisiones es de 2,6, mientras que la tasa diaria global es de 1,1, según el informe Las principales cifras de la siniestralidad vial. España 2019 de la DGT.

See also  El GPP de Zafra presenta un decálogo para mejorar la oferta de actividades, recursos y equipamientos comunitarios en el ámbito del deporte

Una vez identificado el problema, el equipo comenzó a buscar nuevas soluciones que superaran las existentes, teniendo en cuenta las diferentes latitudes de los países y las limitaciones de los paneles solares. El objetivo final es estudiar la viabilidad y posible implementación de una solución al alto consumo energético que se produce en la iluminación de los túneles y la iluminación de la señalización vial mediante el uso de Captolights y la iluminación de la señalización vial de carreteras con microgeneradores piezoeléctricos, que se ubican bajo el asfalto para que los autos generen suficiente electricidad cuando pasan por ellos. El proyecto propuesto por el equipo de Oasis también ayuda a mejorar el desarrollo e implementación de sistemas de conducción autónoma actualmente en desarrollo, así como el desarrollo de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS).

Los sensores piezoeléctricos convierten la presión y la vibración generada por los vehículos en energía eléctrica en un radio de 1 kWh por cada 12 metros de carretera. Por ejemplo, una carretera con un total de 1 km de sistema instalado bajo el asfalto de la carretera podría generar hasta 200 KWh por día con un tráfico de alrededor de 600 vehículos por hora a una velocidad media de 72 km por hora.

Además, muchos de los puntos críticos de las vías (puntos negros de accidentes) se encuentran en zonas alejadas de las vías principales, donde no hay líneas eléctricas y no es posible iluminar estas señales conectándolas a la red eléctrica. Actualmente en algunas de ellas hay instalados sistemas fotovoltaicos (paneles solares), que les permiten trabajar sin conexión a la red. En muchos casos, sin embargo, este tipo de energía no es posible, por ejemplo en túneles o zonas de sombra o en latitudes donde la estacionalidad de la radiación solar es muy acusada.

See also  Los pueblos indígenas buscan una alternativa a la educación superior en ciencias duras

Leave a Comment