Dollar Selmouni, el rapero flamenco que deja huella en Netflix

Selmouni también está bien versado en el tema. Hijo de calé español y padre argelino, nació en la prisión de Soto del Real (Madrid), donde su madre cumplía condena, y desde hace unos años ambos se debaten en el mundo urbano a través de la música ( como rapero con punto flamenco) como en la interpretación. Títulos como Centauro (Netflix) y la versión televisiva pendiente de estreno de Hasta el cielo aparecen en su currículum.

Es todo un ‘showman’, cuyos compañeros destacan su naturalidad actoral: ‘Dólar le da espontaneidad y frescura a ‘Fanático’. Su papel es el de Pompa, asistente y amigo de Quimera, el ídolo de la música urbana que muere apenas comienza “Fanático”. El personaje tiene sus propias ambiciones como cantante, pero su manager lo interpreta. Fernando Valdivielso (‘Señoras de (H)AMPA’, ‘Dime’, ‘No matarás’…), ve más posibilidades en el chico que encarna a Quimera. “Solo hay un negocio más rentable que un artista muerto. Un muerto que vive”, admite descaradamente su personaje.

Sus personajes en “Fanático” representan la industria musical de una manera diferente. Uno como manager, el otro como artista que sueña con el éxito y no tiene oportunidad.

Dollar Selmouni: Pompa es un niño muy loco. Le gustan las drogas, sintonizar con el alcohol… y hacer música, aunque este tema lo tiene pendiente porque su manager juega con él.

También es la mano derecha de Quimera.

Dollar Selmouni: Sí, te lleva a las redes sociales. Cuando Chimera muere, se siente perdida, su compañero de toda la vida se ha ido y trata de llenar ese vacío de cualquier manera que pueda. Es por eso que a menudo pierde los estribos y tiene este temperamento. También están las discusiones que tiene con su manager porque no sabe ubicarse en la música y al final ve que sin él se construye una estructura.

See also  Las dos películas de Netflix protagonizadas por Ana Wagener de Intimacy

El técnico que no le hace mucho caso es el que interpreta Fernando.

Fernando Valvidielso: Mi personaje, Héctor, es el tipo que se ve envuelto en el drama legal de la muerte de Quimera, lo que más ingresos le reportó porque tuvo mucho éxito. De repente se encuentra en un callejón sin salida con enormes deudas porque pagó toda la gira con su dinero.

Dollar, ¿escribieron tu personaje pensando en ti? Porque en la vida real es músico.

Dólar Selmouni: No lo creo. Habría que preguntar a los creadores. Pero sí, cuando supieron que lo iba a hacer, algunas cosas cambiaron. Valoro mucho la profesión de guionista y director y trato de ceñirme a lo que me dicen porque trato de aprender y disfrutar de lo que es el mundo de la actuación.

¿Qué es lo que más te gusta de tus personajes?

Fernando Valdivielso: Siempre me pareces un estereotipo de villanos, con conflictos que pelean, y de repente me encontré con un jugador, un embaucador. Un personaje que no usa la violencia física sino que negocia, ciega y trata de seducir de alguna manera, y eso me encantó.

Aquí está el que pelea, el personaje de Pompa.

Dollar Selmouni: Me estoy volviendo loco y soy bastante bueno en eso (risas).

“Fanatico” analiza los entresijos de la industria musical. ¿Crees que es realista cuando se trata de mostrar sus payasadas?

Dollar Selmouni: Sí, todo se trata de números y los artistas son números en estos días: uno genera tanto, el otro genera tanto… Así que la serie refleja bien la industria de la música.

See also  En su momento más crítico, Netflix estrena su película más cara: ¿cuál es?

Fernando Valdivielso: Hay artistas que están muertos y siguen vendiendo discos para que sus familias sigan ganándose la vida. No han reprimido su identidad, pero viven de un hombre muerto. Así que el paralelismo está ahí.

¿Qué aporta esta serie que la diferencia de la competencia?

Fernando Valdivielso: La capa de la que proviene el protagonista es bastante identitaria para la gente que no se siente identificada en una serie. Es un repartidor de Glovo que proviene de un estrato muy bajo y tiene ambiciones de salir de esta precaria situación. Los niños de la calle nunca han tenido una imagen que se le parezca en la ficción, y con Lázaro la tienen. Se mezclan dos mundos, el del éxito y la fama y el de la calle de estos niños.

¿Te tiene que gustar el Trap para ver “Fanatic”?

Noticias similares

Dólar Selmouni: En absoluto. Incluso creo que las personas que no entienden las cosas de este género sienten un toque de atención porque dicen: mira cómo viven los niños, mira cómo es el mundo urbano.

Fernando Valdivielso: La serie tiene muchas pegas. Ahí está el gancho visual para un niño al que le gusta el trap, pero estamos hablando de cosas más grandes, como la sociedad de consumo. El éxito, la fama, la impermanencia, cómo vivimos, cómo consumimos todo y cómo lo tiramos.

Leave a Comment