Área de Innovación | El Diario Vasco

innovación

Euskadi está por encima de la media europea en materia de innovación, y el Plan de Ciencia e Innovación 2030 pretende situarla a la cabeza del continente en esta materia esta década

No basta con mirar al futuro. Debes prepararte para esto. El mundo evoluciona a tal velocidad que devorará a cualquiera que mire contemplativamente hacia delante, y sólo sobrevivirá quien trabaje a medio plazo.

La llegada de la pandemia de coronavirus en 2020 también fue un acelerador, y algunas de las transiciones que se nos presentarían durante la próxima década ya están sobre nosotros. Las restricciones han obligado a muchas empresas a trabajar en remoto y esto ha acelerado el proceso de digitalización de muchas de ellas. Esta es una de las grandes transiciones que nos esperan. Junto al cambio digital, el cambio ecológico tendrá una importancia capital y quien sepa posicionarse en torno a ambos ganará mucho terreno.

La innovación parece ser la herramienta más importante para llevar a cabo ambos procesos y llevar a una empresa y un territorio a lo más alto y en una posición ventajosa frente a sus competidores. Innovación es competitividad y en el País Vasco, con Gipuzkoa a la cabeza, esto parece estar claro desde hace varias décadas, hasta el punto de que las diferentes políticas desarrolladas en la Comunidad Autónoma Vasca sitúan a la región por encima de la media europea en inversión en innovación, y la apuesta es escalar ese ranking para 2030.

Euskadi se caracteriza por las condiciones marco, las inversiones y el impacto de la innovación

Para ello, redoblará sus esfuerzos en el fomento de la I+D+i, ya que el Gobierno Vasco la considera una inversión clave para que la economía vasca mantenga su competitividad actual. Esto se enmarca en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030, cuyo objetivo último es convertir a Euskadi en una de las regiones más avanzadas en materia de innovación en 2030, lo que también debería redundar en altos niveles de vida y empleos de calidad.

la foto actual

El panorama actual de la innovación vasca muestra que Euskadi está por encima de la media europea en este ámbito. Según el Panel Europeo de Indicadores de Innovación European Innovation Scoreboard-EIS 2021, Euskadi alcanza una puntuación de innovación de 0,587, mientras que la media europea es de 0,526 puntos. Como es habitual en estas zonas, son los países del norte de Europa los que aparecen en los primeros puestos de la clasificación que elabora este estudio y son evidentemente el espejo en el que hay que mirarse a Euskadi, aunque aún le queda mucho camino por recorrer posicionarse en la cima de sus inversiones en innovación.

Suecia está a la cabeza, seguida de Finlandia, Dinamarca y Bélgica. Si salimos de la Unión Europea, será Suiza la que liderará el continente. Euskadi todavía parece lejos de los 0,759 puntos que ha logrado el país alpino, pero hay que señalar que la tendencia de la Comunidad Autónoma Vasca es correcta en el sentido de que ha conseguido pasar de los 0,523 en el periodo comprendido entre 2014 y 2021 a 0,587 puntos para crecer.

El objetivo es situar a la CAV en lo más alto de Europa en innovación a finales de esta década

Si Euskadi fuera miembro de la Unión Europea, sería décimo en esta hipotética Europa del 28. Suecia, Finlandia, Dinamarca, Bélgica, los Países Bajos, Alemania, Luxemburgo, Austria y Estonia saldrían adelante. Los cuatro primeros son considerados por los líderes investigadores como innovadores líderes, mientras que el grupo al que pertenece Euskadi se identifica como innovadores fuertes.

Condiciones marco, inversiones y efectos

El Panel Europeo de Indicadores de Innovación se divide en cuatro bloques: condiciones marco, inversiones, actividad e innovación e impactos. Euskadi destaca por encima de la media en tres aspectos: Medioambiente, Inversión e Impacto.

Por tanto, podemos decir que la Comunidad Autónoma Vasca es especialmente próspera en recursos humanos, sistemas de investigación atractivos y digitalización, así como en financiación y apoyo, inversión empresarial y uso de tecnología e información. El estudio también destaca el impacto positivo de la innovación vasca en el empleo, la facturación y la sostenibilidad medioambiental.

Acción piloto para la innovación regional

Una prueba más de que Euskadi va por buen camino es la invitación a participar en una nueva acción piloto europea sobre innovación regional denominada PRI (Asociación para la Innovación Regional). La Comunidad Autónoma Vasca fue seleccionada junto con otros 37 candidatos europeos y el propósito de esta iniciativa es que los territorios involucrados puedan explorar nuevos enfoques, estrategias y alianzas con el objetivo de transformar la economía y la sociedad en el contexto de las transiciones verdes y digitales al cambio. financiado por la Comisión Europea.

Es una forma de reconocer la trayectoria de Euskadi en política de ciencia, tecnología e innovación. La acción tiene una duración de un año y durante este tiempo los participantes contarán con el apoyo de expertos del Centro Común Europeo de Investigación que ayudarán a diseñar acciones que ayudarán a resolver diferentes desafíos sociales.

Una vez finalizada esta acción piloto, el objetivo será seguir fomentando alianzas entre regiones europeas para buscar sinergias entre diferentes fuentes y programas de financiación.

Gipuzkoa y Donostia, polos de innovación en Euskadi

Gipuzkoa está a la cabeza del País Vasco en materia de innovación. Su compromiso también ha sido poderoso durante años y los frutos son más que visibles. También está por encima de la media europea y es el territorio que lidera la apuesta por la innovación en Euskadi, superando en los indicadores a Bizkaia y Álava. En 2022, la Diputación Foral de Gipuzkoa destinará 4.315.000 euros al programa de apoyo a los centros e instalaciones de la Red Guipuzcoana de Ciencia, Tecnología e Innovación para desarrollar proyectos de I+D+i y realizar inversiones en infraestructuras y equipamientos de última generación.

Dentro del territorio, Donostia también lidera la apuesta por la ciencia y ha sido clasificada entre las 200 ciudades científicas más importantes por la revista Nature en 2020, gracias en parte a su red de centros de investigación y sus estrategias de atracción de talento y su crecimiento como polo de Ciencias de la vida.

See also  Science presentó un ecosistema de divulgación multiplataforma diseñado para atraer a los jóvenes

Leave a Comment