Aprobada la Ley de la Ciencia para Reducir la Precariedad

Cuatro meses después de recibir el proyecto de ley, el Congreso aprobó hoy por unanimidad la nueva Ley de Ciencia y Tecnología, que incluye una serie de medidas para mejorar las carreras científicas, reducir la precariedad e inestabilidad laboral y reducir las cargas burocráticas.

La ley -con 279 votos a favor y 62 abstenciones- garantiza por primera vez una financiación pública “estable y creciente” para investigación y desarrollo (I+D), cercana a la media europea, y en este sentido se marca el objetivo de incrementar periódicamente gasto Alcanzar el 1,25 por ciento del PIB en 2030.

El proyecto incluye un paquete de medidas para reducir la precariedad en este sector (nuevos contratos indefinidos y trayectorias postdoctorales más estables), para retener el talento y atraer a científicos de renombre, para reducir la carga administrativa de los equipos de investigación y para acelerar la transferencia de conocimiento en la empresa y la sociedad.

Entre los cambios más importantes realizados durante la tramitación parlamentaria destacan los destinados a mejorar las condiciones del personal investigador de los hospitales y centros del Sistema Nacional de Salud y alinear su carrera profesional con la de otros organismos públicos; o la supresión de la obligación de garantía de los bancos privados para la financiación de parques científicos.

Los ponentes de la mayoría de los grupos que intervinieron hoy en el pleno de la Cámara reconocieron el amplio consenso alcanzado durante la tramitación del proyecto, que supone una revisión exhaustiva de la ley de 2011 y la incorporación de numerosas reformas que sirvieron para su materialización -el ponente- para completar y mejorar el texto presentado por el gobierno.

A excepción de Vox, que se abstuvo en la votación final pero se mostró muy crítico con la ley porque no subsanará ninguno de los déficits de la ciencia, todos los ponentes reconocieron las mejoras en las carreras científicas y las condiciones laborales de los científicos, que la financiación pública se garantiza independientemente de las fluctuaciones políticas y económicas y que se reduce el esfuerzo burocrático que tradicionalmente pesa sobre la ciencia.

See also  Mundo Nuevo inauguró dos propuestas de ocio dedicadas a la cultura científica

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, celebró el amplio respaldo a un proyecto que cree responde a las demandas de la comunidad científica y destacó que la ley es “oportuna y consensuada” y ha sido mejorada gracias a los aportes de las principales sociedades de la comunidad científica y facciones

Morant, que se dirigió a la Cámara al final del debate, destacó el primer “blindaje” de la financiación pública de I+D+i y cree que es “la mejor ley posible para un futuro viable”.

A pesar del amplio apoyo político, varias sociedades científicas han afirmado que esta “no es la ley que necesita España” y han pedido una revisión completa del texto o su retirada.

A esta petición se han sumado la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios, Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción, Asociación Española para la Investigación del Cáncer, Sociedad Española de Oncología Médica y Fundación ECO para la Excelencia.

Y mientras se debatía el proyecto, un centenar de personas se reunieron ante el Congreso -convocado por la Sección de Comisiones Obreras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas- para exigir, entre otras cosas, que las mejoras y avances que ven en la ley se extiendan a especialistas y líderes académicos.

Para reducir la incertidumbre en el sistema, el proyecto incluye nuevos contratos indefinidos para científicos y técnicos vinculados a líneas de investigación, un nuevo itinerario científico para postdoctorados destinado a dotar de mayor estabilidad a los investigadores, y una reforma del contrato postdoctoral de “acceso”, como así como más derechos para los jóvenes investigadores y para el personal técnico involucrado en el sistema de ciencia y tecnología.

Tras el pleno y en declaraciones a los periodistas, Diana Morant aseguró que era un día “histórico”, dedicó la ley a los científicos y celebró que el texto saliera sin oposición de la Cámara, que creía que debía ser normal “y no anormal”.

See also  desde cámaras 360º hasta llaves inteligentes

Leave a Comment